septiembre 2018

 
  • Accede a puestos de trabajo especializados: muchos estudios de Arquitectura están a la caza de empleados formados en Realidad Virtual para dar vida a sus proyectos. Conocer esta tecnología abre una puerta llena de posibilidades para los jóvenes arquitectos que buscan hacerse un hueco en el mercado laboral, ofreciendo a los estudios un perfil especializado que no abunda en el sector.
  La Realidad Virtual (o VR, por sus siglas en inglés) no es una tecnología precisamente nueva, ya que las primeras aproximaciones e intentos de crear experiencias inmersivas datan de los años 50 y en ocasiones ha ido de la mano de la industria del ocio. ¿Quién no recuerda esos simuladores de feria que imitaban la experiencia de una montaña rusa, con una proyección acompañada de movimientos?
  Seguro que cuando estudiabas arquitectura o cuando fantaseabas con tener un estudio propio, no te imaginabas unas gafas de Realidad Virtual sobre tu mesa de trabajo, como una herramienta más. Y, sin embargo, las gafas de VR ya son una herramienta muy utilizada por los arquitectos y muy importante a la hora de establecer y consolidar las reacciones con los clientes.
  La Arquitectura es un campo en constante evolución. Cada año, aparecen nuevos reglamentos, materiales o avances tecnológicos que hacen que los arquitectos, arquitectos técnicos o los ingenieros deban actualizarse constantemente, para garantizar que pueden aportar los mejores conocimientos.
  La Arquitectura es un área muy amplia en la que caben muchas especializaciones, más allá de las tres líneas curriculares clásicas de Edificación, Urbanismo y Patrimonio. Si bien muchas facultades del sistema universitario español no ofrecen a los estudiantes muchas oportunidades de diferenciarse, el transcurrir de la vida laboral, las preferencias y los cursos de posgrado hacen que los arquitectos perfilen sus aptitudes para ocupar una parcela concreta en el mundo laboral.