Artículos de interés

Todas las categorías
  La Realidad Virtual (o VR, por sus siglas en inglés) es una salida con mucho futuro dentro del mercado inmobiliario, la arquitectura y el diseño de interiores además de, por supuesto, el ámbito del ocio y los videojuegos, de donde parte esta tecnología. Si ya estás convencido de las ventajas que puede aportarte la Realidad Virtual para tu proyección laboral, es hora de hablar de cómo aprender a utilizar esta tecnología.
  Cada vez son más los sectores en los que la Realidad Virtual ha llegado para cambiar los procedimientos, aportar valor añadido o, simplemente, revolucionarlos por completo. En ambientes tan diferentes como un hospital, una inmobiliaria o un estudio de Arquitectura podemos ya encontrarnos con esta revolucionaria tecnología, en formato vídeo o de la forma más inmersiva posible, con unas gafas de Realidad Virtual. ¿Quieres saber cómo se utiliza esta tecnología en los diferentes sectores? Te lo desvelamos a continuación.
  La Arquitectura Virtual , también llamada VR o Arquitectura inmersiva, y las nuevas tecnologías nos permiten poner al alcance de cualquier persona cosas con las que antes solo podíamos soñar. Visitar un edificio, completamente amueblado y decorado, antes de que comience la fase de construcción, o que un cliente lo visite desde la otra punta del globo, abriendo puertas y recorriendo todos los espacios, ya es posible.
  El año 2017 ha sido, según empresarios y expertos reunidos en el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid, el de la consolidación de la recuperación del sector, por lo que el 2018 ya ha empezado con buen pie y con un aumento significativo de la oferta inmobiliaria.
  La Realidad Virtual es una tecnología que cada vez está ocupando más terreno en el campo de la Arquitectura y que se postula como una de las salidas con más futuro para los jóvenes graduados en esta disciplina. En estudios de Arquitectura o en sector inmobiliario, la Realidad Virtual está borrando del mapa a los planos y las maquetas, en lo que a relación con el cliente se refiere.
  El arquitecto debe saber que adaptarse novedades tecnológicas es una cuestión de supervivencia en el mercado. Planificar, crear, dibujar e imaginar son características básicas de todo profesional del mundo del design, pero actualmente el profesional que sea capaz de satisfacer las necesidades de los consumidores tendrá un plus frente a los arquitectos tradicionales.